La Demarcación de Costas de Andalucía Atlántico actúa de emergencia abriendo la desembocadura del Río Guadiaro

0
81

A tan solo 48 horas de la declaración de emergencia de la obra por la Dirección General de Costas, ya se encuentra la maquinaria en el estuario del Río Guadiaro para dragar 10.000 metros cúbicos de arena de la bocana.
La contratación por urgencia, que cuenta con un presupuesto total aproximado de 60.500 euros, consistirá en abrir la desembocadura del río, garantizando la renovación de sus aguas para preservar los valores naturales y medioambientales de ese espacio protegido. La arena extraída ayudará a paliar otro problema, pues se verterá sobre la playa cercana cuya regeneración ha sido objeto de una concesión administrativa titularidad del Ayuntamiento.

La desembocadura del río Guadiaro, en un proceso natural y recurrente, viene cerrándose casi todos los años en periodos de fuerte levante y menor caudal del río, provocando daños irreparables sobre los valores naturales y medioambientales del paraje, que además se encuentra dentro de la Red Natura 2000, y fue declarado Zona de Actuación Especial por la Junta de Andalucía.
Tras la utilización política que nuestro alcalde viene haciendo derivando las responsabilidades a las administraciones que gobierna el PP, y creando crispación entre las distintas administraciones, el Gobierno de la Nación ha actuado con la mayor celeridad, sin entrar al conflicto competencial.

Cuando Costas anunció su inminente actuación y se encontraba contratando la maquinaria, el ayuntamiento, presionado por los vecinos que actuaron motu proprio abriendo una zanja con azadas y palas, envió una máquina retroexcavadora que logró comunicar el río con el mar, pero que esta mañana, y debido al levante y las mareas, se encontraba de nuevo en riesgo de volver a cerrarse. Y desde el PP de San Roque nos preguntamos por qué no se envió esa misma máquina hace una semana, puesto que las ofertas de contratación ya se encontraban en el ayuntamiento entonces. No entendemos la actitud del alcalde, siguiendo la crispación, cuando ya tenía sobre su mesa las ofertas para la contratación de lo que finalmente hizo ayer.
Dicha actitud entendemos que puso en evidencia la estrategia del alcalde, siempre queriendo culpar al gobierno de todo.